domingo, diciembre 26, 2010

Asesinato de líder antorchista en Oaxaca, primer crimen


México, DF.- El asesinato de Miguel Cruz José, integrante de la Dirección Nacional antorchista y dirigente en la Mixteca oaxaqueña, ocurrido el día de ayer a las 6 de la tarde en Tlaxiaco, es el primer crimen político en el gobierno de Gabino Cue Monteagudo, señaló Homero Aguirre Enríquez, integrante del Comité Ejecutivo antorchista, en rueda de prensa para denunciar este nuevo asesinato en contra de Antorcha en el estado de Oaxaca.
A la conferencia asistió Miguel Ángel Casique Pérez, diputado local en el Estado de México, integrantes de la Dirección Nacional antorchista y representaciones de los Comités estatales en el Distrito Federal y del Estado de México.
El también vocero nacional Aguirre Enríquez, señaló que este nuevo crimen, ahora contra integrantes de la dirigencia nacional, “es muy grave, pues el compañero estaba recibiendo amenazas de muerte desde hace varios meses, porque el era la figura más visible en el conflicto entre Santo Domingo Yosoñama y San Juan Mixtepec, él era el dirigente en esa zona de la Mixteca y representante de los yosoñamenses que representamos”
“Antorcha denunció con oportunidad el conflicto entre dos comunidades y en el que nuestros compañeros han estado defendiendo la posición de mil 800 hectáreas a favor de Santo Domingo Yosoñama; por parte de Mixtepec se han generado agresiones sumamente graves: el secuestro de 38 campesinos durante 71 días; el asesinato de 3 campesinos, que literalmente fueron venadeados cuando estaban en sus tierras y ahora el asesinato de Miguel Cruz, que se da en el kilómetro 53 en Tlaxiaco”

La responsabilidad de que se haya escalado el conflicto y de que se estén generando muertes, es responsabilidad de las autoridades, en su momento de Ulises Ruiz y ahora de Gabino Cue; “es responsabilidad de este gobierno porque nosotros fuimos a hablar con el para exponerle la situación que guardaba este conflicto; le pedimos que salvaguardara la zona con policías, eso no ocurrió y ahí están las consecuencias”
Aguirre Enríquez dijo que se iniciará una campaña de denuncia nacional, “nosotros pensamos que no hay duda de que los asesinos materiales de Cruz José es gente ligada al cacigazgo de San Juan Mixtepec, pues en su blog, en donde se menciona a nuestro compañero Miguel Cruz, hubo amenazas de muerte; lo que hicieron es cumplir esa amenaza”
Así, señaló, que este es el primer crimen político en el gobierno de Gabino Cue, “nosotros exigimos que el gobierno actual de Oaxaca haga cumplir la ley, que se detenga el cacicazgo de Mixtepec y al gobierno Federal le exigimos que agilice la solución al conflicto agrario, que es la matriz del conflicto, pues una forma de bajar la tensión en la zona es resolver el problema agrario que existe.Por último señaló que la dilación de las autoridades, tanto federales como estatales, para resolver un problema agrario es la causa de todo. “Si no se arregla el problema de inmediato se van a seguir cometiendo crímenes, se va a seguir derramando más sangre”.
Antorcha acudirá, el próximo lunes, tanto a la Secretaría de gobernación como buscar una entrevista con el gobernador de Oaxaca para ver cuál es la respuesta que da a la situación; a este problema que se ha escalado a nivel de dirección de Antorcha, porque “nosotros no vamos a permitir que se siga derramando sangre”.
Si es necesario hacer una manifestación nacional en Oaxaca la haremos, eso depende de la respuesta que nos de el gobierno entrante de Gabino Cue: “nos ofreció seguridad y garantías para nuestros compañeros, por lo que se ve esto no se cumplió, nosotros no estamos todavía anunciando una manifestación en esta semana, vamos a dar una semana para ver cual es la respuesta de las autoridades”.
Por su parte, Miguel Ángel Casique Pérez, en representación del antorchismo del estado de México dijo que todos los antorchistas mexiquenses se suman a la indignación de cómo se han venido dando los hechos en Oaxaca, “si es necesario que tengamos que trasladarnos un contingente del Estado de México a Oaxaca, lo haremos”. “Tanto el gobierno federal como el gobierno estatal tienen responsabilidad al no intervenir en este problema”, enfatizó