lunes, octubre 09, 2017

Columna Horizonte Mexiquense 09 oct 2017

Los que se han quedado y los que no se quieren quedar
La historia política de cada municipio ha sido muy diferente una de la otra, aunque el gobierno tradicionalmente sea de un solo partido, hay algunos como Ecatepec que han pasado en una transición a ser gobernados por el PAN, una vez, por el PRD, una vez y todo el demás tiempo por el PRI, ese municipio tiene algunas características que lo distinguen de los demás, es el más poblado de Latinoamérica, tiene los primeros lugares en delitos a nivel nacional en cualesquiera de sus áreas, obvio es el de mayor importancia electoralmente hablando, cuna del ahora exgobernador Eruviel Ávila Villegas y lo mejor de todo: con todo y sus más de 3 millones de habitantes no ha habido un gobierno capaz de construir un deportivo digno o un espacio teatral para esa ciudad. Un municipio que no ha salido de una imagen tercermundista y con pocas esperanzas de erradicar la violencia porque no hay oportunidades de empleo digno para su creciente juventud a menos que haya un verdadero proyecto de ciudad. Resulta que actualmente el priismo local se ha convertido en una verdadera cena de negros, tanto entre los diferentes grupos tradicionales priistas como dentro de la corriente eruvielista, donde todos quieren pero solo uno lo logrará, hay quienes han luchado cada trienio para lograr la candidatura a la alcaldía sin éxito, como el actual delegado de la Profeco Jorge Hernández Hernández, quien hace seis años debió ser el candidato natural, pero se atravesó Pablo Bedolla y su compromiso montielista para dejar nuevamente en la orilla al alineado priista. Es una persona paciente y creo que lo emjor para él sería esperar un poco más, su juventud le ayuda. Un caso interesante es el de Isidro Moreno, quien es bien visto por el equipo del presidente de las tandas, no así por las huestes del ex gobernador Eruviel, Chilo no ha podido dar ese brinco que lo pudiera colocar como un serio aspirante, su trabajo hormiga al frente del Ala Progresista se ha mantenido vigente, pero insuficiente, hoy el diputado se enfrenta al gran reto: es ahora o nunca, no hay mañana para él a pesar de ser joven, afortunadamente ya no tiene la presión desde Toluca, pero sí tiene el problema de la desesperación. Del grupo cercano al exgobernador Eruviel Ávila Villegas hay varios que se apuntan para pelear con todo ese escaño, dos damas Norma Ponce, diputada y Brenda Alvarado actual secretaria del CDE del PRI, aunque la tercera en el ajedrez es la propia hija del oriundo de San Pedro, Isis Ávila, aunque en lo personal la vislumbro como diputada local; el actual alcalde quiere reelección quizás pudiera ahora sí construir un lago sin regarla; el legislador federal José Luis Flores también sabe que es su última oportunidad para ser presidente constitucional, estratega eruvielista y organizador de sus últimas campañas podría quedarse como el chinito: nomás milando. Obvio también Inocencio Chávez Reséndiz, el profe; Pablo Bedolla quiere regresar o impulsar a Sergio Díaz; Felipe Vázquez hijastro de Marcela González Salas y de Mario Vázquez y por otro lado otros líderes priistas que solo se conforman con colocar a sus vástagos en algún cargo para que sigan mamando del presupuesto.
Publicar un comentario