jueves, mayo 11, 2017

Columna Horizonte Mexiquense

• Inicia el cochinero electoral
• Los seguidores de Isidro Pastor serán el fiel de la balanza
• Del Mazo-Delfina, no hay más • Juan Zepeda y el fuego amigo del PRD
• Tras el cochinero en el que se convirtió el órgano electoral del Estado de México, que debiera ser imparcial, el panorama político no está enrarecido en estos momentos, está contaminado y nada ni nadie puede asegurar que exista una clara ventaja por parte de alguno de los actores políticos. Los conocedores aseguran que en cualquier momento la “independiente” Castell declinará o encauzará su poca votación hacia los intereses de quienes la crearon: el PRI, pero más allá el daño irreversible que ocasionó esta seudopolítica es lo que hay que ver, pues termina de golpe con la esperanza de la ciudadanía en creer en un candidato independiente en el Estado de México pues para nadie es secreto que sus firmas de apoyo le fueron preparadas, ella no tuvo jamás ni el conocimiento necesario, ni la estructura y mucho menos la aceptación como para capitalizar más de 300 mil firmas, caso contrario a Isidro Pastor, el candidato incómodo, ahora el fiel de la balanza para el próximo 4 de junio será él y las más de 400 mil personas que no solo le siguen apoyando, sino que están a la espera de la indicación de su líder. Isidro Pastor pecó de confiado, sabía que no es poca cosa enfrentar al sistema, pero lo hizo y logró desestabilizar un proceso institucional; para quitarle su candidatura, que ya era oficial, se violaron muchas leyes vigentes, se exhibió la falta de autonomía del IEEM, del TRIEEM y hasta del propio TRIFE, se violaron los derechos no de Pastor, sino de los 423 mil ciudadanos que firmaron, por ello hay un sentimiento de revancha hacia el sistema actual, reitero la canalización de esos votos (conservadoramente 400 mil) inclinará la balanza y eso no es para análisis, es para preocuparse. Ahora los shows mediáticos llamados debates dejó en claro que el enemigo a vencer por parte de todos es la maestra Delfina Gómez y en estos días una lluvia de descalificaciones y guerra sucia será lo que los mexiquenses tendrán a la vista. Los morenos si creen que no les afectará, que le pregunten a José Luis Gutiérrez Cureño, quien en elección para alcalde de Ecatepec sufrió este ataque que le disminuyó 80 mil votos, según análisis extemporáneo, Morena debe preocuparse, sin duda, la gente que va a los mítines por ver a AMLO es fácil de manipular mediante el desencanto. Me atrevo a decir en estos momentos que el único candidato que se ve tranquilo es Juan Zepeda, pues con el apoyo oficial logró candidatearse y aunque ha subido su aceptación, enfrenta el fuego amigo y la exigencia para que aclare los más de 40 millones utilizados desde la pre precampaña, además de otros seis millones gastados en 400 espectaculares en todo el territorio mexiquense, dicho esto por la propia dirigencia del PRD, ¿increíble? No, intereses. Lo que sí es de admirarse es que el PAN con Josefina Vázquez mota se mantenga en la pelea con una incipiente campaña mediática, gastando pocos recursos, pero eso lo dicen las encuestas, solo las encuestas, en lugares como Ecatepec, se sabe que el PAN no tiene futuro, auguro que en ese municipio se podría ir hasta la quinta posición, allí manda el PRI, me refiero sobre los partidos. Alfredo del Mazo confiado, sí, muy confiado en su estructura, que dicho sea de paso, es la única completa y a pesar de las disidencias traen un operativo mucho muy interesante para aplicarse el día de la jornada electoral, olvídese de los ya conocidos, si les funciona, aunque invertirán mucho dinero, se llevarán el triunfo sin problema alguno, a menos claro está, que la gente que casi nunca vota, el voto fluctuante salga a hacerlo y cobre la factura de los errores claramente admitidos por el oriundo de Atlacomulco, Del Mazo es quizás el candidato con mayores posibilidades de ganar pero gracias a la movilización que realizará el PRI en el momento preciso.
Publicar un comentario