lunes, febrero 13, 2017

Columna Horizonte Mexiquense 13 feb 2017

* Se desploma el PRI en Edomex? * Delfina, sorpresa y “es-pejismo” * Isidro Pastor aparece en encuestas
Diferentes sondeos realizados por casas encuestadoras e incluso por prestigiados medios impresos de circulación nacional coinciden en un drástico desplome del Partido Revolucionario Institucional hasta en 7 puntos porcentuales en los últimos meses, de 27 puntos de preferencia a su favor, ahora solamente se le atribuye un 19 a 20 por ciento, lo que representa un foco rojo para los gobiernos emanados de ese instituto político y debiera ser también para la dirigencia nacional. Si bien es cierto que en los resultados no se especifica la metodología utilizada, además de que se ha perdido credibilidad en las mismas, sí es un punto referente de análisis y debiera servir para recapitular estrategias pre- electorales. Llama la atención que luego de conocerse al candidato de unidad del tricolor, se presente, en teoría, ese resultado que abre, insistentemente, la posibilidad de que el Estado de mayor población pudiera ser gobernado por un partido diferente al que ha tenido el poder casi 90 años en la entidad. Indiscutiblemente la nominación de Alfredo del Mazo, no fue lo que todo el priismo esperaba, pues aunque su arribo ya era un secreto a voces, porque “se la debían”, se había rumoreado que esta vez una mujer sería la abanderada, y no fue así. En partido que ahora lucha por mantener la unidad ante las claras muestras de desaliento y coraje, un partido que enfrenta la desbandada de importantes cuadros, un partido que, por el momento no tiene pies ni cabeza, pues también es secreto a voces que Carlos Iriarte, uno de los afectados por la llegada de Del Mazo dejará las riendas de casa y su lugar podría ser ocupado por una mujer, (se habla de Alejandra del Moral), pero que honestamente hablando le cierra totalmente la posibilidad de aspirar nuevamente a ser candidato a gobernador y él lo sabe, en otras palabras adiós carrera política. Retomando el tema, las encuestas, algunas marcan un empate técnico entre el PRI (Alfredo del Mazo) y PAN (Josefina Vázquez Mota) y muy cerca a Morena (Delfina Gómez-AMLO), reitero esto es solo un referente, pues hay que analizar que Alfredo del Mazo no está en campaña: prepara armas y se reúne con la militancia de manera privada; Josefina Vázquez Mota aún no es ni precandidata de su partido y es la mejor posicionada; Morena está en plena campaña con AMLO y de los independientes, con 8 puntos aparece Isidro Pastor siendo precandidato, pues tiene que recolectar más de 300 mil firmas de apoyo, así es esto. El caso de Delfina Gómez, ex alcaldesa de Texcoco y actual precandidata por Morena sí es interesante, la educadora rural, tuvo muchos aciertos como alcaldesa de ese municipio, su trabajo en cuanto a obra pública y seguridad pública es reconocido hasta hoy, no solo arrebató el gobierno al PRI sino que evitó que la deuda pública se incrementara importantemente y ahora como posible candidata demuestra varios escenarios: A ella solo en su tierra la conocían y su imagen dista mucho de los tradicionales muñequitos foto shopeados, en lugar de eso se está manejando a una mujer común que se identifica con el pueblo, se demuestra la aceptación del pueblo mexiquense por Andrés Manuel López Obrador que sigue vigente, aunque no se conocen sus propuestas ha logrado que muchos actores políticos del PRD se sumen a ella y aunque la mayoría son membretes, todo suma, la aseveración inicial del “Es- pejismo” es cierto y no me refiero al efecto llamado ilusión óptica, sino a una realidad ilusoria que se ha generado por la presencia del líder moral de Morena, AMLO es y seguirá siendo el peje y el “pejismo” sigue permeando como carta de presentación de Delfina Gómez, a los que tienen oídos… Del PRD ni hablar, está en la lona y ahora divorciado, aunque no oficialmente, del PT se enfrenta a una cruel realidad: la gente y su militancia ya no lo ve como el que abandera las causas de los pobres, sino como un partido agachón que se vende al mejor postor, que lucra con el dolor de su gente, que es como velero, se mueve hacia donde sopla el viento y que podría jugarse su permanencia en las lides electorales. Un caso muy interesante es el de Isidro Pastor Medrano, político de la vieja guardia, impulsor de innovaciones y estrategias cuando fue presidente de su partido y como diputado, fue muy conocida su operatividad política para los fines que al gobierno de Montiel convenían, maestro político de muchos sedicentes iluminados de la política y generador de estrategias electorales que hasta hoy el PRI no ha podido imitar. Isidro fue de expulsado de su partido hace más de diez años y tras ese periodo de ausencia, regresa a la vida pública en un escaparate importante del gobierno del Estado de México, el cual deja para hacer historia y convertirse en el primer candidato independiente a la gubernatura de la entidad mexiquense. Mucho se ha dicho de su participación, pero de algo estoy seguro, de lograr el número de firmas exigidas y ser candidato habrá que tomar muy en serio su participación que está lejos de ser un peón o caballo de Troya. Si bien es cierto la histórica fuerza mexiquense ya no es la misma que hace 15 años, también es cierto que hay una desbandada en el PRI actual y muchos operadores se suman de manera multitudinaria a ese proyecto del Comandante “huevos de oro”…Y YA
Publicar un comentario