domingo, mayo 25, 2014

¡QUE DESAPAREZCAN! LOS CUERPOS POLICIACOS Y TODO EL APARATO DE JUSTICIA EN MEXICO

Los cuerpos de seguridad pública en México, se han convertido en un barril sin fondo y solo sirven para mantener a un amañado aparato de justicia desde procuradores, jueces, ministerios públicos, comandantes, jefes de grupo, policías federales, estatales y municipales quienes muestran un grotesco abuso de autoridad y claro amparados por las lagunas que tienen nuestras leyes en la materia, colocan al ciudadano en un total desamparo de justicia. Además de cobijar el mayor porcentaje de corrupción en el país, arrastran añejos vicios que ningún gobierno muestra interés en desterrar y modificar el actuar de estos cuerpos de seguridad. Lamentable pero cierto que hoy en día todos los esfuerzos por mejorar la seguridad para los mexicanos va de mal en peor a pesar de que la federación les asigna un abultado presupuesto a ejercerse cada año. Independientemente, los dotó de una gran cantidad de herramientas para que realicen su trabajo aplicando tecnología de vanguardia, como la instalación de varios miles de costosas cámaras de video-vigilancia que siguen los movimientos de la delincuencia, mientras los elementos policiacos se entretienen realizando llamadas telefónicas en los cruceros o dentro de las unidades policíacas. También es sorprendente ver que varias decenas de patrullas hacen fila en las gasolineras esperando para que les surtan gasolina, mientras tanto, los valientes oficiales aprovechan ese tiempo para el chacoteo, sin tomar en cuenta que los ciudadanos están a merced del hampa organizada y desorganizada. Por lo pronto los mexicanos nos damos cuenta que ni con todas esas herramientas que tienen a la mano y el buen sueldo que perciben, logran disminuir los altos índices delictivos en todas sus modalidades. Pero los altos mandos, ante los medios de comunicación nos dicen unas cifras que no coinciden con la realidad y para que les ayuden contratan a una empresa encuestadora para que manipule la mente de la sociedad solo cambiando cantidades por porcentajes, pero sin señalar como, donde y con quién se realizó dicha encuesta. Cabe la posibilidad que se hiciera en la mesa de algún famoso restaurant con algunos amigos, quienes opinan sobre el tema y luego lo magnifican en los medios masivos. Anuncios van y anuncios vienen sobre la inseguridad desde el inicio del sexenio del primer mandatario Enrique Peña Nieto, en donde el médico cirujano por la UNAM Manuel Mondragón y Kalb fue nombrado Comisionado Nacional de Seguridad, nombramiento tan rimbombante como la ocurrencia de crear la gendarmería, tal vez pensó, que con solo escuchar el nombre, los delincuentes iban a huir despavoridos y terminarían así con la delincuencia. Por principio de cuentas, los mexicanos estamos hartos de ser rehenes de los delincuentes, pero que desilusión; que ese ambicioso proyecto, haya quedado solo en eso, una ocurrencia. La desaparición de los cuerpos policiacos en México es urgente, la solución en los problemas de la inseguridad que vivimos día a día, ya no es tener más policías, los Diputados Federales, Locales así como los Senadores no deben permitir la creación de más cuerpos policiacos, con el señuelo de brindarnos más seguridad. Porque hoy en día, hasta el policía, se ha vuelto moderno, multifuncional y productivo que ya no solo se dedica a cuidarnos, sino también la hace de mesero, cuida negocios particulares etc. Lógico que esas labores son mejor remuneradas que cuidar al ciudadano como lo marca el artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos quien reconoce el derecho a la seguridad pública y que es una función a cargo de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, que comprende la prevención de los delitos; la investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley, en las respectivas competencias que la propia Constitución señala; Que dicho precepto constitucional ordena que en el ejercicio de dicha función pública, la actuación de las instituciones de seguridad pública se regirán por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos reconocidos en la misma Constitución; Que el uso legítimo de la fuerza pública como un medio para asegurar el cumplimiento de la ley, constituye un elemento indispensable para preservar el orden y la paz públicos. Un ejemplo de la productividad de los cuerpos policiales se da en Ecatepec de Morelos famoso por los altos índices delincuenciales, quienes violando el precepto de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y el respeto a los derechos humanos, se muestran muy enjundiosos por hacer respetar la ley. Por su parte a los de tránsito se les ocurre perseguir a los automovilistas y buscarles alguna infracción, los de la Secretaria de Seguridad Ciudadana y los municipales detienen a borrachitos, albañiles todo lo que tenga que ver con gente humilde a los que unos metros antes de llegar al juzgado conciliador o MP invitan, amenazan, intimidan a llegar a un acuerdo para no ser presentados ante el juez, que lógicamente se verá en la penosa necesidad de imponerles una multa por el solo hecho de toparse con los agentes policiacos. Una invitación al Doctor Raúl Plascencia Villanueva Presidente de la CNDH para que envié visitadores a las cercanías de estos centros y se me ocurre proponerle, porque no organizar una CRUZADA NACIONAL CONTRA LA CORRUPCIÓN de los cuerpos policiacos que sea tan exitosa como la CRUZADA NACIONAL CONTRA EL HAMBRE que promueve el presidente Enrique Peña Nieto. Vecino del Estado de México no se deje sorprender las únicas que lo pueden infraccionar es personal femenino que portara uniforme y unidades en negro con vivos color naranja fue así como el 29 de Abril del 2014 presentó el Nuevo Reglamento Único de Tránsito del Estado de México, el Doctor Eruviel Ávila Villegas Gobernador de la entidad mexiquense. Denuncie a los malos policías que usurpen sus funciones, por cierto muy jóvenes, pero ya están aprendiendo las malas mañas. Hoy todavía lo hacen con miedo, pero el día de mañana, serán un eslabón más de la cadena de corrupción dentro de los cuerpos policiacos en México. Estimado cibernauta ¿cree que los cuerpos policiacos en México están cumpliendo su función o deben desaparecer? Y en su lugar haga su labor de vigilancia la Marina Armada de México. OPINE…………….USTED ragui_letras@hotmail.com
Publicar un comentario