miércoles, marzo 05, 2014

Capturaron al Chapo y luego?

La captura Joaquín Guzmán Loera, el famoso “Chapo”, no es, para nada, una escena digna de un Oscar, la campaña mediática de su captura, por demás rara, impactó no solo en los medios de comunicación nacional, sino internacional, acaparando las portadas de los principales diarios y noticieros electrónicos. Los “especialistas” en la materia fueron muy requeridos para dar una radiografía del poderío de Guzmán Loera, cientos de artículos y reportajes siguen apareciendo con sendos análisis de la más grande red de narcotráfico a nivel mundial, con una presencia en más de 14 páises latinoamericanos, europeos y africanos. También se habla de la supremacía que tiene su organización, el Cártel de Sinaloa en 17 Estados de la república mexicana y miles y miles de personas que trabajan para él, pero, ¿y las consecuencias? Quién prevé con certeza las consecuencias económicas, de violencia, políticas y demás tras su “captura”. Para el Presidente es un éxito político y personal pero las consecuencias realmente impredecibles Dudo que esa organización no opere bajo la dirección de alguien más, es obvio que una organización tan bien organizada, por ello el mote de “Hampa o Delincuencia Organizada”, no haya previsto las acciones tras la captura, a eso se expone cualquier líder criminal y el aumento de violencia es una de las mínimas respuestas, pero Joaquín es dueño, aunque debiéramos decir, el cártel es dueño de innumerables empresas, muchas de las cuales funcionan de manera legal y muchas más en la clandestinidad y son parte importante en la economía mexicana y de otros países. Un claro ejemplo es Colombia donde la la prensa colombiana dio amplio despliegue a la captura en México del narcotraficante, Joaquín “El Chapo” Guzmán, y advirtió sobre un remezón en las estructuras criminales que manejan sus hombres en Colombia. De hecho, hay evidencia de que el cartel de Sinaloa maneja cultivos y laboratorios en la frontera con Ecuador, a través de la banda criminal Los Rastrojos y posee contactos en el Caquetá, Meta, Putumayo y Norte de Santander, añadió. Los periódicos Colombianos advirtieron que la captura del Chapo “golpeará también a la mafia colombiana”, donde el capo tiene una extensa red de contactos y extraoficialmente se dice que “el Chapo es un socio estratégico”, por sus nexos con las bandas Los Rastrojos, Urabeños, La Oficina y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Los antecedentes indican una disminución grave en la imagen de Enrique Peña Nieto hasta en un 35 por ciento en México, la visita de Barack Obama con el engañoso tratado en favor de migrantes, la captura del Chapo y la felicidad de E.U., España, Rusia y Francia por la reforma Energética son una papa caliente que de no saberse manejar podrían influir gravemente en el futuro del país. El chapo es un héroe en varios estados del país porque más allá del envenenador, es considerado benefactor al dotar de seguridad y servicios públicos a innumerables comunidades, “se droga quien quiere, nadie los obliga” es la justificación de quienes le siguen, en la realidad es un delincuente que en lo oscurito se convirtió en socio estratégico de muchos políticos, y su captura será un parteaguas en lo subsiguiente. El protagonismo, sin duda alguna, lo tomará ahora el Cartel de Tijuana que opera en el noroeste del país, principal enemigo del Chapo “Guzmán” y su objetivo será aprovechar el debilitamiento del Cartel de Sinaloa y controlar las plazas y territorios nacionales que maneja el “Chapo”. Pero, ¿Quién es el “Chapo” Guzmán? Nació y se crió en el estado de Sinaloa en una finca donde se alió y trabajó con su tío Pedro Avilés Pérez, quien era medico y fue pionero en la exportación de marihuana a Estados Unidos. Luego de la muerte de su tío, se alió con Miguel Ángel Felix Gallardo alias “El Padrino”, este era el principal productor de cocaína en el país. Tras la captura de “El Padrino”, los hermanos Felix se disputaron con Joaquin el mando de la organización, lo que terminó en la disolución del Cártel de Guadalajara y la creación del Cartel de Tijuana dominada por los hermanos Arellano Felix y Guzmán por su parte fundó el Cártel de Sinaloa. El “Chapo” Guzmán empezó la lucha por el dominio del trafico de drogas hacia Estados Unidos contra el Cartel de Tijuana. En 1992 fue recluido hasta el 2011, año en el que se fugó de la cárcel para seguir delinquiendo. Paralelo a esto, se crearon diferentes estructuras delincuenciales en el país como: Cartel de los Zetas, Cartel de Juarez, Cartel del Golfo, Los Caballeros Templarios, Autodefensas Comunitarias de Michoacán y Los Mata Zetas. Estos grupos luchan a sangre y fuego ya sea para combatir el narcotráfico (como el caso de las autodefensas y Los Mata Zetas) o para expandir su poder. El Chapo Guzmán siempre dominó en la producción y exportación de la droga al mundo. Traficaba: cocaína, heroína, marihuana, metanfetamina y personas. ¿Como lo lograba? Él prefería reclutar y sobornar a las autoridades, funcionarios públicos, fiscales y hasta -se dice que presidentes- políticos, lo que lo llevó a ser el capo de los capos en el país. Guzmán es uno de los hombres más ricos del mundo, según la revista Forbes. Guzmán es considerado el segundo capo -después de Pablo Escobar- más poderoso en la historia. Sus tentáculos se extienden a aliarse con grupos criminales de Latinoamérica y Asia.
Publicar un comentario