lunes, abril 15, 2013

* Nuestro sistema de investigación en pañales * Alerta AMBER, sin sustento tecnológico Qué lamentable es ver que no se logra avanzar en la aplicación de políticas públicas que verdaderamente sirvan a la población, qué lástima que estemos pagando miles de millones de dinero para mantener a diputados federales que no son capaces de contribuir al mejoramiento de nuestro país y que para enviar o aprobar una iniciativa de ley, tengan que solicitar permiso de sus respectivos partidos o líder político. Mientras nuestros flamantes representantes populares gastan millonarias sumas en “viáticos” o gatos de representación, telefonía, vehículos, guardaespaldas, etc. Etc., la gente común, la del pueblo padece hambre, asesinatos, secuestros, asaltos, etc y muchos etcéteras más. El caso reciente de la pequeña Valery, sustraída de la plaza bicentenario de Texcoco y localizada casi 15 días después en la República del Salvador nos hace ver lo increíblemente vulnerables que seguimos ante la delincuencia, pues es más que sencillo secuestrar a un o una menor y llevársea a otros países sin que nadie tenga el tino de implementar un programa de verdadero orden. Los secuestrados terminan siendo prostituidos, explotados o en el peor de los casos asesinados, ejmplos hay miles y recientes, pero por espacio no cito alguno, pero lo que sí cito es que oficialmente en los primeros tres meses del 2013 hay oficialmente más de 100 niños extraviados, es decir aproximadamente un niño por día y esto es escalofriante y más aún cuando no hay una autoridad capaz de, por lo menos, decir que están tras la pista, nuestros ilustres encargados de la justicia están más preocupados por las cuestiones políticas que por la labor encomendada, por ello es ya URGENTE, que el gobierno federal invierta en la creación de una verdadera cédula de identificación y no el absurdo que tenemos en la figura del IFE. Una cédula que contenga la identificación biométrica, es decir que pueda albergar desde las clásicas huellas dactilares, hasta la lectura de la retina óptica, pasando por el ADN, tipo de sangre, fotografía y los datos médicos elementales, que no hay tecnología? Pues que ahí sí le inviertan, creo que la vida de una persona vale más y tmemos en cuenta que son miles de vidas. La aplicación del tan renombrado programa AMBER en el Estado de México solo es una aspirina para el cáncer, pues de nada sirve activar la alerta cuando un pequeño se pierda porque no saben ni cómo seguir su huella, es decir, nada más contarían con alguna fotografía y si bien va el tipo de sangre, creo que a las autoridades estatales se les olvidó que no tenemos una verdadera policía capacitada y nuestros criminólogos están en verdaderos pañales, si me equivoco que alguien me explique que logros se ha tenido en materia de análisis en peritaje forense, no pasa de la hidratación del cadáver y después en la identificación por familiares o amigos, caso contrario a la fosa común. En el caso de los niños, no se tiene un registro o atlas de riesgo para determinar las zonas en als que actúan las bandas de plagiarios, no hay un control mínimo de los giros rojos que prostituyen a menores de edad, basta una “mordida” y nadie sabe, nadie supo, mientras que al interior miles de niñas y niños siguen siendo explotados sexualmente. No hay para nada alguien que se interese por identificar a los niños de la calle, que muchas veces fueron robados de pequeños y terminan engrosando las filas de la delincuencia organizada. No se tiene un método para investigar y en su caso, castigar a las miles de clínicas “patito” que ofrecen trasplantes de órganos, vía canalización. Es más ni siquiera hay un control de seguimiento para las criaturas que son dadas en adopción por los sistemas DIF y hablo con conocimiento de causa, pues conozco casos de niños que fueron solicitados por determinada agrupación religiosa y al no representar las ganancias programadas por apoyos de asociaciones extranjeras, simplemente pasan de un lugar a otro, hay pruebas de ello. En fin, aunque no es lo mío este tema es un modesto ejercicio ante la injusta actitud pasmosa de las autoridades ante el sufrimiento del pueblo…Y YA.
Publicar un comentario